Chuches y golosinas

Mesas dulces

Escrito por Funtastyc

mesas dulces

Mesas Dulces

Las mesas dulces o ‘candy bar son mesas decoradas especialmente para la ocasión, que se colocan de forma estratégica en aquellos lugares en los que se celebran eventos como bautizos, ‘baby shower’, comuniones, bodas o fiestas de cumpleaños. Colocados sobre ellas, los invitados pueden encontrar distintos tipos de dulces como tartas, golosinas, chocolates o galletas decoradas. También son típicos los cakes ingleses, como los cupcakes o cake pops.

Se trata de mesas personalizadas alrededor de un estilo o de un tema, que se comenzaron a utilizar en los años 50 en Estados Unidos, concretamente en Pensilvania. El asunto comenzó cuando los familiares y amigos de unos novios que contrajeron matrimonio se reunieron para preparar y decorar unas mesas como señal de afecto por la celebración de su boda.

El tiempo fue pasando. Y lo que empezó de forma casual en una boda cualquiera pasó a realizarse en otro tipo de celebraciones como pedidas de mano, bautizos o aniversarios. Al cabo de un tiempo, el movimiento ya era tendencia. Y quienes se dedicaban a decorar las mesas terminaron convirtiéndose en auténticos artistas, que se preocupaban de obtener la máxima vistosidad.

Cada acto requiere un tipo determinado de mesa dulce

El proceso comenzaba con la elección de un bonito mantel, al que debían acompañar un conjunto de vasos, dulces y flores.

Luego hubo que adaptar las mesas dulces al tipo de celebración en el que cobraban protagonismo, porque como resulta fácil colegir, no es lo mismo una boda que un bautizo. Ni una fiesta para niños, que otra para adultos. En la primera, las ‘chuches’ son imprescindibles.

Una buena mesa dulce tiene la obligación de llamar la atención, huyendo de la monotonía. Los dulces, mejor pequeños y estéticamente colocados, para que entren por la vista.

Y un doble consejo final: que, por encima de todo, se dé rienda suelta a la imaginación y al buen gusto.

Sobre el autor

Funtastyc