Chuches y golosinas

Los chicles antiguos y cómo evolucionaron

chicles de sabores
Escrito por Funtastyc

Tras ese chicle que acabas de comprar, hay una gran historia. Una evolución cargada de anécdotas que dio vida a uno de los dulces más famosos del mundo. ¿Preparado para mascar?

Historia de los chicles

A lo largo de los tiempos, el ser humano siempre ha fomentado el arte de mascar. Ya en la prehistoria, los primeros hombres masticaban la resina de los árboles y diferentes plantas medicinales, siendo esta una costumbre extendida en antiguas culturas como la griega o la egipcia. Sin embargo, el origen del chicle que hoy todos conocemos cabe encontrarlo en las profundidades de las selvas mexicanas, concretamente en una península de Yucatán dominada por el antiguo imperio maya.

Fue esta cultura la que comenzó a recolectar savia de los árboles conocidos como chicozapote, colocando diferentes recipientes junto al tronco acumulando su goteo. Poco después, tras un conciso proceso de secado, se obtenía un producto masticable que utilizaban para soportar los rituales del ayuno o incluso lavarse los dientes. 

Este episodio histórico sería rescatado por Antonio López de Santa Anna, presidente de México en el siglo XIX quien, tras su exilio a Estados Unidos, trató de iniciar un negocio de gomas de neumáticos junto a un fotógrafo de apellido Adams. Sin embargo, ante el fracaso de su negocio, decidió utilizar esta goma para la propia higiene bucal. Fue entonces cuando nació la marca Adams. 

Para la Segunda Guerra Mundial, el chicle fue expandido por los soldados que mascaban esta golosina a fin de relajarse.

Así, hasta nuestros días. 

Los chicles más conocidos

Si bien Adams, la primera marca de chicles antiguos apenas tenía sabor, con el paso del tiempo este mítico dulce fue sometido a diferentes pruebas que darían como resultado algunos de los chicles más famosos del mundo. 

De todos ellos, posiblemente los más famosos sean los chicles boomer, los cuales se caracterizaban por su intenso sabor, tamaño y duración. Su mayor competencia, los chicles bubbaloo, se caracterizaban por una apetitosa textura rellena de un sirope de diferentes sabores. Una versión similar a estos últimos, los chicles dubble buble, también se convirtieron en nuevos clásicos de nuestra infancia. 

Con el tiempo, algunas marcas como Boomer han desparecido misteriosamente, mientras otras conviven con nuevos y diferentes chicles, muchos de ellos presentes en el catálogo de Funtastyc. 

Tipos de chicles más vendidos

El mundo de los chicles antiguos es hoy muy diferente al de, por ejemplo, hace veinte años. Hoy contamos con numerosos chicles de sabores, chicles sin azúcar y otros muchos tipos adaptados a los paladares actuales.

Especialmente en un momento en que el mundo se preocupa más que nunca por la salud, los chicles sin azúcar se han convertido en uno de los más vendidos, seguido de marcas como Mentos y sabores como sandía o hierbabuena, tan exóticos como novedosos. 

En cualquier caso, prácticamente cualquier tipo de chicle tiene cabida en Funtastyc, fábrica de sueños donde podrás encontrar todos los packs y surtidos de chicles deseados a fin de triunfar en esa próxima fiesta infantil o, incluso, ofrecer un detallito a tus clientes cuando se pasen por tu oficina. 

No te pierdas los chicles antiguos (y aquellos más novedosos) que te ofrece Funtastyc.

Sobre el autor

Funtastyc