Chuches y golosinas

¿Por qué pican las chucherías mexicanas?

chucherías mexicanas
Escrito por Funtastyc

Deliciosas y picantes, las chucherías mexicanas suponen una explosión de sabor solo para los más atrevidos… y para quienes aún no han descubierto algunas de las delicias dulces más sabrosas. 

 

Las chucherías mexicanas y su intenso sabor

 

A los mexicanos les encanta el picante. Forma parte de su ADN, de esa curiosa relación dolor-placer que alimenta su gastronomía, sus tragos y hasta sus chucherías. De hecho, desde pequeñitos muchos mexicanos ya consumen dulces que contienen altas cantidades de chile, entre ellos el chamoy, una mezcla de chile combinado con pulpa de melocotón machacada. 

Pero también otros muchos dulces mexicanos para paladares poco temerarios: fruta dulce con tamarindo, sal y limón; piruletas de caramelos recubiertos de polvo de chile; y otras muchas combinaciones que “prepara” a los más pequeños ya desde sus primeros años para saborear una gastronomía típica tan icónica como llena de posibilidades. 

A continuación, te sumergimos en un universo de chuches mexicanas picantes ideales para disfrutar un fin de semana en familia viendo Coco, o a la hora de rellenar una piñata de cumpleaños, otro de los grandes iconos del país de los mariachis. 

 

Dulces mexicanos picantes más típicos

 

La tradición gastronómica de México se nutre de numerosas culturas y lugares: desde las costumbres de los antiguos mexicas hasta las influencias españolas combinadas con sus sabores más típicos. Siempre, eso sí, ligadas a fiestas mexicanas tales como su famoso Día de los Muertos (ideal para probar las calaveritas de azúcar o el dulce de tejocote).

Pero cuando se trata de ir más allá y conocer las mejores chuches picantes, las siguientes son algunos de los mejores ejemplos para iniciarse: 

 

Pulparindo

 

Se trata de uno de los dulces más consumidos de México desde generaciones. Una rica barra de caramelo a base de tamarindo ácido y picante al que algunos adeptos también añaden chile en polvo para potenciar su sabor. Un obligado. 

 

Tamborines

 

Combina azúcar granulada con chile piquín, uno de los muchos que existen en México, y tendrás estos caramelos en forma de pequeño tambor (hay que echarle imaginación) cuyo tono rosáceo dan ganas de comerlos en un solo mordisco.

 

Pelón Pelo Rico

 

Se trata de una pasta de tamarindo a base de azúcar y chile que, después, se corta en diferentes tiras a través de un soporte que exhala el caramelo a medida que aprietas en la parte inferior. 

 

Tama-roca

 

Tal y como su nombre deja intuir, el tama-roca es un dulce típico de las costas de México adaptado bajo esta marca que rescata la combinación estrella de añadir chile a la pulpa de tamarindo. El resultado es un dulce riquísimo que los adultos suelen acompañar con un típica michelada (cerveza con zumo de limón, salsa inglesa y otros condimentos picantes). 

 

Ricaleta

 

¿Existe una chuchería más explosiva que una pasta de azúcar ácido combinada con chile piquín y recubierto de una capa de caramelo con textura de chicle? Así es la ricaleta, una de esas golosinas que ya forman parte de la infancia de diferentes generaciones mexicanas.

Si te gustan los sabores atrevidos, no te pierdas las mejores chuches picantes de Funtastyc. 

Sobre el autor

Funtastyc